Los profesores en nuestra vida

Ciertamente, las personas que uno conoce a lo largo de su vida estudiantil conforman parte de uno mismo; vamos conociendo profesores y tomamos cosas de ellos que nos gustan… Los profesores significan algo en la vida de cualquiera de nosotros, porque de algún modo nos influencian para bien o para mal.

profesor-haciendo-el-indio

profesor-haciendo-el-indio

Bien pues siempre le he dado vueltas a la influencia que pudieron dejar los profesores que pasaron, y me he dado cuenta que es un milagro que no esté tarado, porque ciertamente han pasado muchos personajes merecedores de ser fulminados (del sistema educativo, claro) por no estar a la altura de tal responsabilidad como es la educación de las personas. Por el otro lado está la fuerza de los profes que no son del «lado oscuro» y que prevalece, aquellos profes que recuerdas con cariño y tomas como ejemplo porque queda su fuerza, su carisma o simplemente un modelo de cómo ser.

No sé vosotros pero yo puedo acordarme de algunos y con cierta frescura. ¿Quién no recuerda a sus profesores? Bueno pues voy a hacer memoria de los profesores que tuve en mi vida y de qué es lo primero que me viene a la mente de ellos.

Algunos profes que me vienen a la mente:

Carlos «el bobo» Le deciamos el bobo porque descaradamente se quedaba embobado mirando el culo de las niñas; en BUP. Era capaz de olvidar la solución del problema.

Marcelino (profe de estadistica de la universidad de LADE de Badajoz):
Vaya, Marcelino siempre me impresiono. Engominado y perfectamente vestido, sus clases de estadística eran magistrales en cuanto al orden y claridad. No sólo daba buenos ejemplos, sino que además seguía una estructura de contenido muy bien planificada; podías hacer unos apuntes perfectos. Él, apenas sonreía. Dirías que no era posible «cogerle en un renuncio»… un día me lo encontré con su familia entrando en un iglesia para la misa.

Alonso «El buitre» en los salesianos. Lo que nunca comprendí de este caballero es qué significaba esa frase que tanto nos decía: «tu eres tonto o chupas cerrojos» ., no hay respuesta para tal brillante pregunta. Este profesor de geografía/historia venia bebido a clase en demasiadas ocasiones (siempre por la tarde).

Alejandro Ruelas Gossi en la UPO; Probablemente el profesor mas inspirador que tuve nunca. Daba dirección estratégica en inglés, y como figura internacional tenia un CV que daba miedo. Con él aprendimos los HCR (Harvard Cases Reviews), una maravilla, estoy seguro de que mis compis aún se acuerdan… Ahora creo que trabaja en el norte de España. Alejandro nos enseñó a pensar a lo grande; también se tocaba el trabajo en grupo, fenomenal.

-El director del colegio España y su puro; menudo coscorrón! Don Alonso era brusco y le hizo una brecha a un alumno al ponerlo «contra el rincón» y golpearle en la cabeza, causando el impacto de la misma contra la pared. Lo expulsaron finalmente y ya no le volvimos a escuchar hablar de las motos japonesas, las «kasavakis», como él decía..

Maria del Pópulo. Personaje donde los haya. En su primer día de clase dijo que la llamaramos así porque ella era María «del pueblo». Esta profesora de latin trataba bastante mal a los alumnos y no hablaba, gritaba. Me dijeron una vez que la dirección quería expulsarla pero no lo hicieron por tema de antigüedad y porque no hubiera podido ir a otro sitio. Aprobaba el 10% de la clase que solían ser niñas. No aprendimos mucho latín aunque ella decía que era la lengua del futuro 😀

Don Terencio era el profe de inglés en los salesianos de Badajoz; Este profe era carismático y tenía la mano larga. A menudo regalaba bolos (ceros). Hacíamos clases frikis donde todos gritábamos a la vez «who» o «why», o cantábamos canciones con rimas. Estas canciones eran villancicos, por ejemplo, con la canción de 25 de diciembre FUM FUM FUM, hacíamos otra que decia…
CORO
«25 bolos pone don Terencio»
ALUMNO ELEGIDO AL AZAR o DON TERENCIO (tenía que inventar una rima)
«y si llevas tarde, bolo va que arde»
Frikada de clase

Antonio profesor de filosofía
El verdadero profesor de filosofía, capaz de subirse a una piedra a meditar cuando estábamos una vez de excursión en la montaña. Con el realmente podías preguntar lo que te pareciera. Aprendí mucho y las clases se pasaban volando. Hoy puedo recordar los filósofos y sus diferentes mensajes.

Isabel la profesora de ingles con su warar en los salesianos. Esto lo digo porque esta señorita quería impresionarnos con su inglés (con los años descubrí que en realidad hablaba regular) y nos pedía frecuentemente perdón porque «se le iba el americano» en sus palabras. Con warar me refiero a agua en inglés.

Y tu que piensas de los profesores de tu vida estudiantil?

Entrada siguiente →

5 Comentarios

  1. Rodrigo

    Muito bien…tambien tuve buenos professores en la escuela

  2. Muy bueno my friend, inolvidable Alejandro Ruelas. Una pena que fuera una excepción en la universidad.

  3. Yo tuve en Sevilla una María del Pópulo,daba lengua,muy exigente, que decía que no tenía TV, sólo radio, fue allá por 1975,¿puede ser la misma?, (pues le recuerdo lo del pueblo),a veces daba las clases con un pantalón de chandal muy ceñido que no le favorecía en absoluto, tendría mínimo unos 50 años, ,a nosotros nos exigía el libro del Vidal Lamíquiz y analizar todas las oraciones más complicadas de la novela de la Familia de Pascual Duarte del Cela, realmente yo pienso que no sabía enseñar, porque se limitaba a leere el famoso libro de Lamíquiz que era un tostonaso, obsesión por analizar las frases, complemento directo, núcleo del complemento verbal, etc… eso cansa a cualquiera.

    • Pues era esa amigo! Efectivamente no sabia enseñar (aunque gritar lo hacía muy bien) y me atrevo a decir con la distancia del tiempo que era nociva para la enseñanza. Su obsesión probablemente era que nadie se diera cuenta de su baja calidad docente

  4. QQ :Pues era esa amigo! Efectivamente no sabia enseñar (aunque gritar lo hacía muy bien) y me atrevo a decir con la distancia del tiempo que era nociva para la enseñanza. Su obsesión probablemente era que nadie se diera cuenta de su baja calidad docente

    Pues vata, de acuerdo totalmente, un tostonaso de profesora y sus métodos y agresividad, no marcaron seguro, por lo menos evitamos a gente tan agresiva y prepotente como ella, un saludo.

Responder a Miguel Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *