Ronda 101- Los legionarios – 2011, flashes de la carrera

Uf, un poco tarde llega este post y es que estoy teniendo dificultades para actualizar por falta de tiempo. En este post os cuento algunos recuerdos de la carrera que hice el finde pasado, 101 km en bici por la sierra de Ronda en la prueba con mayor participación de Andalucía, la conocida «101 de Ronda» donde unos van corriendo y otros en bici, en total 7.000 personas.


Posición: 2269
Categoría: SENIOR MASC
Posición en la categoría: 725
Tiempo: 10:37:25
  • 7.000 personas entre duathletas, corredores y BTT
  • 101 km en bici por la serranía de Ronda, con cuestas del 30% arriba y abajo
  • Ascenso acumulado de 2239 metros
  • Velocidad máxima alcanzada: 55 km/h
  • Velocidad media: 12km/h
  • Frecuencia cardíaca máxima: 174 BPM, FC media: 138 BPM
  • Más de 5.000 Kcal quemadas en unas 11 horas que tardé en terminar

 

Llegué tarde y no encontraba el pulsómetro. Para esta carrera sabiendo que no iba demasiado preparado, quería tener un control de esfuerzo de mi corazón. Sin nada que perder en este encuentro con los límites de uno mismo, todo era emoción bajo el chispoteo de un cielo encapotado. En las gradas del estadio donde se daba la salida había gente y música, pura emoción para cualquiera de los que estábamos allí. Un show de bicicletas y equipaciones pululaban de un lado para otro mientras que los fuegos artificiales marcaban que iba siendo la hora de la salida.

 

Alguien me agarra del cortavientos y me dice: “ese modelo no se ve mucho!!” Mis zapatillas Jonh Luck Alfa estuvieron guardadas muchos años en un cajón. 10 años después de su fabricación no es sencillo encontrarse con otro par idéntico y nuevecito:

 


 

Por las calles de Ronda tenemos una salida neutralizada y la gente a ambos lados de las aceras anima, es divertido chocar los 5 con el público mientras pasas con la bici. Todo son bromas y buen rollo mientras avanzamos sin esfuerzo unos kilómetros

 

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=m5RSpvn01Tc[/youtube]

 

Cuesta hacia abajo de Arriate (km 21): A toda pastilla por primera vez, frenadas en las curvas y gente en el pueblo animando. Tras el pueblo nos esperaban unos 5km cuesta arriba, la primera cuestecita. Veo a todo el mundo fresco y yo también lo estoy.

 

Veo a alguien en la izquierda acompañado por otros ciclistas, tiene sangre en la cara parece que se ha dado una galleta seria por el color de la cara. No era una zona excesivamente peligrosa.

En algunos tramos se forman atascos de ciclistas. Entonces la gente grita: “corredores por la derecha” (o por la izquierda). Por lo general los corredores nos adelantan en las subidas y nosotros a ellos en las bajadas.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=lQ4wcLvyKOM[/youtube]

Me encuentro con un tipo que lleva un patinete (ver último video). En realidad es una especie de bicipatín, alucino y le hago una minientrevista. El tipo va cansado.

 

Lo de los corredores es tremendo. Cuando suben las cuestas se llevan las manos a las rodillas y van medio encorvados. Cuesta creer que esté corriendo todos esos kilómetros, solo puedo quedarme con la boca abierta.

 

En un punto de la prueba hay un atasco gigante debido a un inmenso charco donde solo algunos valientes se atreven a intentar cruzarlo, la mayoría sin éxito. La mayoría pasa por el lado como puede. El legionario que allí estaba se mete dentro del charco y grita “ESTO SOLO ES AGUA NO ES QUE OS DA MIEDO?” un tipo enorme. Cachondeo general.

 

El cuartel de los legionarios está lleno de vehículos militares y comemos allí. Una luz estupenda en su interior.

 

Los legionarios me llaman la atención porque todos están impecables, uniformes como nuevos, recién afeitados y pelados, unos guaperas vamos. También gritones. Una legionaria reparte plátanos y bromas.

La subida de la Ermita es mortal. Tengo que pararme un par de veces porque tras la comida estoy molido y ya van 75 km. La gente se desplaza como puede. Aunque voy caminando llevando la bici a veces las pulsaciones se ponen a 165 y es cuando tengo que detenerme unos minutos.

 

La bajada de la Ermita tremenda. El tríceps izquierdo se me agarrota y las manos están cargadísimas de agarrar el manillar. Tras varios minutos así la frenada ha perdido efectividad. Afortunadamente llego al final de la cuesta. Nunca me había pasado que se me cargara el triceps por frenar en la bici. Los downhill han sido muy divertidos pero arriesgados. En mojado no hubiera sido posible por las piedras.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=nHZQlqSA88U[/youtube]

Recuerdo que en una de las cuestas del final hay unos cantos de piedra que sobresalen como palmo y medio del suelo, a continuación había unos 10 botes de agua esparcidos.

 

Llegando al final hay un legionario que anuncia que el agua se a acabado..para decir segundos después que a 40 metros tenemos bebita isotónica y fruta. Risitas con seres rotos.

 

La cuesta del cachondeo es el final. La trasera de Ronda es espectacular, nos hacíamos fotos sabedores que íbamos a llegar. No pude con esas últimas cuestas, iba listo de papeles y la hice tranquilamente andando.

Cuando llegamos arriba vino el subidón de la gente, las luces, la música, el ladrillo, los aplausos… de repente ya no había cansancio, sino una extraña sensación de felicidad. Olvido estirar. Finalmente encuentro a mi amigo y nos damos un abrazo celebrando el hito. Ojalá vivamos otra 101.

 

>6.000 personas entre duathletas, corredores y BTT 

· >101 km en bici por la serranía de Ronda, con cuestas del 30% arriba y abajo

· Ascenso acumulado de 2239 m

· Velocidad máxima alcanzada: 55 km/h

· Velocidad media: 11km/h

· Frecuencia cardíaca máxima: 174 BPM, FC media: 138 BPM

· Más de 5.000 Kcal quemadas en unas 11 horas que tardé en terminar

Llegué tarde y no encontraba el pulsómetro. Para esta carrera, sabiendo que no iba demasiado preparado, quería tener un control de esfuerzo de mi corazón. Sin nada que perder en este encuentro con los límites de uno mismo todo era emoción bajo el chispoteo de un cielo encapotado. En las gradas del estadio donde se daba la salida había gente y música, pura emoción para un novato como yo. Un show de bicicletas y equipaciones pululaban de un lado para otro mientras que los fuegos artificiales marcaban que iba siendo la hora de la salida.

Alguien me agarra del cortavientos y me dice: “ese modelo no se ve mucho!!” Mis zapatillas Jonh Luck Alfa estuvieron guardadas muchos años en un cajón. 10 años después de su fabricación no es sencillo encontrarse con un par nuevecito:

FOTO

Por las calles de Ronda tenemos una salida neutralizada y la gente a ambos lados de las aceras anima, es divertido chocar los 5 con el público mientras pasas con la bici. Todo son bromas y buen rollo mientras avanzamos sin esfuerzo unos kilómetros

VIDEO

Cuesta hacia abajo de Arriate (km 21): A toda pastilla por primera vez, frenadas en las curvas y gente en el pueblo animando. Tras el pueblo nos esperaban unos 5km cuesta arriba, la primera cuestecita. Veo a todo el mundo fresco y yo también lo estoy.

Veo a alguien en la izquierda acompañado por otros ciclistas, tiene sangre en la cara parece que se ha dado una galleta seria por el color de la cara. No era una zona excesivamente peligrosa.

En algunos tramos se forman atascos de ciclistas. Entonces la gente grita: “corredores por la derecha” (o por la izquierda). Por lo general los corredores nos adelantan en las subidas y nosotros a ellos en las bajadas.

Me encuentro con un tipo que lleva un patinete (ver video). En realidad es una especie de bicipatín, alucino y le hago una minientrevista. El tipo va cansado.

Lo de los corredores es tremendo. Cuando suben las cuestas se llevan las manos a las rodillas y van medio encorvados. Cuesta creer que esté corriendo todos esos kilómetros, solo puedo quedarme con la boca abierta.

En un punto de la prueba hay un atasco gigante debido a un inmenso charco donde solo algunos valientes se atreven a intentar cruzarlo, la mayoría sin éxito. La mayoría pasa por el lado como puede. El legionario que allí estaba se mete dentro del charco y grita “ESTO SOLO ES AGUA NO ES QUE OS DA MIEDO?” era un tipo enorme. Cachondeo general.

El cuartel de los legionarios está lleno de vehículos militares y comemos allí. Una luz estupenda en su interior.

Los legionarios me llaman la atención porque todos están impecables, uniformes como nuevos, recién afeitados y pelados, unos guaperas vamos. También gritones. Las legionarias hacen bromas sexuales con el plátano que reparten.

La subida de la Ermita es mortal. Tengo que pararme un par de veces porque tras la comida estoy molido y ya van 75 km. La gente se desplaza como puede. Aunque voy caminando llevando la bici a veces las pulsaciones se ponen a 165 y es cuando tengo que detenerme unos minutos.

La bajada de la Ermita tremenda. El tríceps izquierdo se me agarrota y las manos están cargadísimas de agarrar el manillar. Tras varios minutos así la frenada ha perdido efectividad. Afortunadamente llego al final de la cuesta. Nunca me había pasado esto. Los downhill han sido muy divertidos pero arriesgados. En mojado no hubiera sido posible por las piedras.

Recuerdo que en una de las cuestas del final hay unos cantos de piedra que sobresalen como palmo y medio del suelo, a continuación había unos 10 botes de agua esparcidos.

Llegando al final hay un legionario que anuncia que el agua se a acabado..para decir segundos después que a 40 metros tenemos bebita isotónica y fruta. Risitas con seres rotos.

La cuesta del cachondeo es el final. La trasera de Ronda es espectacular, nos hacíamos fotos sabedores que íbamos a llegar. No pude con esas últimas cuestas, iba listo de papeles y la hice tranquilamente andando.

Cuando llegamos arriba vino el subidón de la gente, las luces, la música, el ladrillo, los aplausos… de repente ya no había cansancio, sino una extraña sensación de felicidad. Finalmente encuentro a mi amigo y nos damos un abrazo celebrando el hito. Ojalá haya otra 101 en nuestras vidas.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

2 Comentarios

  1. Ey fenómeno, qué bueno. Un esfuerzo increíble, una experiencia durísima y una conclusión cojonuda. Me alegra que lo pasaras tan bien y disfrutaras tanto. Ya me contarás los detalles.
    ¡Un abrazo!
    Alex.

  2. juliusprometheus

    ¡Que reportaje!,yo no estuve alli y me ha encantado.Por mi parte me animare empezando por hacer 10,1km.por la cuesta Rosario de Sevilla.Besos

1 Pingback

  1. Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *