La globalización que pondrá a cada uno en su sitio

Ayer tuvo lugar el 1er foro del futuro, organizado por la Fundación Eduarda Justo (Grupo Cosentino), donde los participantes (jóvenes almerienses y no almerienses como yo) daban sus puntos de vista de los cambios que trae la globalización, comentando el libro de Thomas Friedman (popular columnista del NY Times), La Tierra es Plana (The World is flat). Acerca del libro

El foro estuvo acertado porque salieron preocupaciones que todos tenemos con respecto al futuro que se nos avecina; Estas preocupaciones son comunes para cualquier Andaluz que mire a su alrededor y le de por aquello que llaman analizar. El ejercicio de análisis incluye actividades como medir, comparar, contrastar, etc, eso que la mayoría de las empresas considera no trabajar.

Se habló de muchos temas allí como la educación, las no inquietudes de la gente, el conformismo, la ambición, el humo como contenido del mensaje político, el sentido del trabajo, el no saber trabajar en grupo, etc. Efectivamente son afecciones que nos han tocado degustar.

Todos sabemos lo que esta mal y lo que está bien y podríamos arreglar el país hablando sin parar y diciendo verdades como puños durante varias horas. Esto sirve para irte a tu casa con la moral por las nubes pensando «que carajo mañana me vuelvo a Finlandia donde me valoraban y podía asegurarme un futuro digno!» Al día siguiente el subidón dura pero se pasa al cabo de los días cuando tu sentido común es apaleado por la realidad hasta quedar inconsciente, obligado a aceptar absurdos métodos y a convivir con la mala praxis si es que quieres seguir teniendo un trabajo.

Cambiemos la realidad.

El autoempleo es la solución! De acuerdo, pero no des tu virginidad a cualquiera. Creo que es muy importante rodearse de talento y precisamente estos foros atraen delfines sueltos que pululan por ahí.

Ya que el sistema machaca mi fe, las personas me la regeneran. Se pueden hacer cosas bellas y todas estas amenazas de la globalización que en mi opinión con exceso de sal contempla el libro, pueden tornarse en oportunidades e incluso felicidad. Tenemos que expandir las buenas prácticas que ya tengamos identificadas; Por ejemplo trabajar en grupo, demostrándo con ejercicios prácticos, convenciendo rotundamente de un modo empírico,  como a mi me convenció el ejercicio de la NASA

La globalización obliga a dejar de mirarnos el ombligo y ver que hay otros ahí fuera que nos dan 100 vueltas.

Pensemos en los chinos que vienen aquí y traen su concepto de competencia. Es posible ser el más guapo en una fiesta donde hay 15 personas. Ya no lo es tanto si hay 15.000, eso cambia el baremo. Los chinos vienen y nos enseñan su músculo y para ellos es relativamente normal estar en su tienda trabajando el domingo a las 9 de la noche. Desde luego han conseguido comprar locales y levantar negocios, y si dominan el siglo XXI pues se lo merecen. Han pagado un precio muy caro, muchas vidas que no han conocido fines de semana libres recurrentes, o ir de vacaciones a la nieve… me gustaría saber medir esa cara oscura de la moneda.

La globalización va a poner a cada uno en su sitio, esa es la realidad. Por ejemplo cuando juego a ser adivino con mi región, veo a Andalucía con un futuro realmente oscuro. Creo que vamos a terminar siendo el lugar donde Europa viene a desfogar. A la fiesta, la playa, la juerga, el ligoteo, el folleteo, los casinos, etc.

Creo que hoy en día no somos realmente capaces de generar oferta de  productos y servicios que sean competitivas y de interés al mundo. Las empresas se montan en función de las subvenciones que aparecen. En demasiadas ocasiones las instituciones son lideradas por gentes de escasa altura y dimensión personal. Aun teniendo el mayor número de funcionarios de España (total y relativamente) ostentamos la medalla de oro en el paro, con el 25% de toda España. Nuestro paro en Andalucía también es del 25%. Son hechos y no ideas. Es la realidad que aprieta y contra la que hay que luchar.

Será Andalucía en el futuro una mezcla entre Miami y Las Vegas? El reciente ex-patriarca de Andalucía dijo que Andalucía tenía que ser un silicon valley. Es un bonito cuento ahumado. No podemos ser ningún sillicon valley sencillamente porque no hay capital humano válido. Existe capital humano válido, pero no el suficiente. Ojala me equivoque de lleno y me coma mis palabras y saquemos partido a las cosas que tenemos, como por ejemplo la situación estratégica con África.

Para el próximo foro les voy a proponer casos prácticos, adoro el método del caso. Pienso que es un ingrediente fundamental para cocinar un buen aprendizaje. Me gustan los ejemplos concretos que recogen información concreta.

También me ha gustado la similitud de temas de la charla con los temas 2.0; por ejemplo se habló de lo importante que es tener tolerancia al error cuando una prueba cosas nuevas para mejorar.

momento de la videoconferencia skype con Fererico Capulino (www.capulino.tv), Almeriense que vive en L.A.

momento de la videoconferencia skype con Fererico Capulino (www.capulino.tv), Almeriense que vive en L.A.

Es motivador que alguien haga este tipo de encuentros, es un bar con aire acondicionado y buena compañía en medio de un desierto. Pienso repetir!

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

3 Comentarios

  1. Después de leer tu artículo me he quedado con las ganas de ir… Anda que no he sentido veces lo que ahí expresas, sobre todo eso
    de que después de una charla de éstas tienes la moral por las nubes.
    Aunque yo nunca he estado en Finlandia. Coincido en que una solución es
    el autoempleo y creo que otra es el marketing personal. Internet es una
    gran herramienta a la que se le puede sacar mucho partido, eso sí, con un trabajo constante y de calidad detrás. Supongo que conoces
    [http://www.mimesacojea.com] y que a raíz de escribir el blog le ha
    salido trabajo en Público… no está mal. El problema que le veo a todo
    esto es el tiempo y la única solución hacer un poquito cada día. Lo peor es quedarse quieto, porque el sentimiento de abandono, de pensar que valemos para mucho más que para lo que hacemos está muy generalizado, lo que creo que no es tan habitual son las ideas y, sobre todo, el esfuerzo para llevarlas a cabo. ¡Así que piensa algo y adelante! Yo te hago la web 😛

    Por cierto, el enlace al MIT es grande, muy grande. Lástima que sólo
    tenga una vida para leer todo lo que quiero leer.

  2. Hola Enrique.

    Yo estuve también en el Foro, y por la foto, creo que sentado dos filas detrás tuyo 😉

    La verdad es que tampoco comparto la visión cuasi-apocalíptica de Friedmann sobre la globalización. Veo que solo puede ser fuente de beneficios, por la sencilla razón de que no podemos hacer nada para evitarla: ya es una realidad, y ese libro es casi «historia antigua».

    Así pues, ¿que hacemos?. Una cosa que detecté en el foro es el abuso de frases hechas sobre la necesidad de emprender, levantar la región, aprovechar el capital humano…creo que la mayoría no sabía de verdad las implicaciones de cada uno de esos términos, que son casi de uso obligado en este tipo de encuentros.

    Yo me quedo con una cosa: las diferencias, la desigualdad, han sido el motor de la globalización. La necesidad, por tanto, nos hace movernos, e hizo moverse a los indios, a los chinos y al resto de paises emergentes. Pienso yo: ¿hemos llegado en Andalucía al punto en el que nuestra desigualdad en desarrollo con otras regiones comience a agudizar nuestro ingenio?…puede ser.

    Grandísimo Federico Capulino; me encantó su forma pausada de hablar, y lo claro y directo que atacaba los diferentes temas. Un diez.

    Saludos.

  3. David Soler

    Hola, Enrique. No pude asistir al Foro del que hablas. Ni tampoco estaré en el Seminario que la Fundación Eduarda Justo ha organizado para los días 9, 10, 11 de Julio. Estos temas me interesan, la verdad es que desde mis diferentes puestos de trabajo creo que siempre he estado al servicio de la globalización. Tengo una visión optimista de la historia. Para nada creo que se pueda luchar contra la evidencia. Uno, desde su trabajo, como los chinos 7 días a la semana, cree modestamente conseguir modificar algunas cosas. De hecho, al estar metido en proyectos con horizontes temporales de 3 o 5 años, como que tienes que hacer de Pepito Grillo y hablar con franqueza a diferentes agentes que, si bien han trabajado muy duro durante los últimos y están a punto de morir de éxito, terminan por acomodarse y dejan de ser abiertos a los cambios. Saludos,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *